Cargando...

La modernidad de los años 20. El Art Deco.

Dentro de la historia de las artes decorativas del siglo XX, el Art Deco ocupa un lugar preponderante. Estilo altamente rico en diseños,  refinamiento y lujo que se desarrolló en Europa a partir de 1910 culminando en la década del 30. Durante este período los Salones anuales de las Artes Decorativas de Francia así como de otros países europeos y, con posterioridad Estados Unidos, se vieron enriquecidos por un nuevo estilo que dejaba atrás al Art Nouveau y daba paso a un arte decorativo moderno amplio y esplendoroso que resultaba simple y abstracto, pero a la vez exuberante y alegre. Su expresión máxima es la Exposición Internacional de Artes Decorativas e Industriales Modernas de París en 1925, a partir de la cual el estilo decae y da paso a un arte moderno funcional. Muy posteriormente un revival de este estilo surge a mediados de los años 60´s.

Las fuentes de influencia que dan origen al Art Deco  provienen, por un lado, de la abstracción, las formas simples y distorsionadas de la pintura vanguardista de comienzos del siglo XX- el cubismo, constructivismo ruso y futurismo italiano y, por otro, el ambiente de los grandes diseñadores de moda, la iconografía y cultura egipcias, africanas y orientales y, la influencia del ballet de Diaghilev, así como, con posterioridad el mundo de la industrialización y, el movimiento mecánico y aerodinámico. 

La iconografía en el diseño llega a ser muy diversa durante el desarrollo del estilo tales como formas geométricas, líneas en zigzag, formas radiales, figuras femeninas jóvenes estilizadas o “cleopatrizadas”, galones, figuras humanas masculinas de obreros, titanes, gimnastas, flores y elementos de la naturaleza estilizados. Hacia fines de los años 20´s el estilo se enriquece con diseños dinámicos y a la vez geométricos en torno a la idea de velocidad, modernidad o ambientes mecanizados que recuerdan el creciente impacto de la industrialización y sus máquinas.

La abundante ornamentación, las depuradas técnicas artesanales y la calidad de los materiales utilizados por los diseñadores Art Deco, eran caros y extraños y especialmente cotizados y del  gusto de la elite tales como la baquelita, el carey, el plástico, mármoles, maderas exóticas y otros elementos traídos en los grandes trasatlánticos desde otros continentes. Si bien es cierto, el diseño Art Deco proponía en principio que los tiempos modernos necesitaban formas funcionales, los diseñadores no escatimaban en producir piezas únicas y o de edición limitada para una selecta clientela.

A través de estos viajes las nuevas tendencias y el Art Deco llegan a nuestro país, envolviendo a la sociedad chilena dentro un glamour al mejor estilo parisino y con ello un refinamiento exquisito nunca antes visto en el arte y la arquitectura. Las fachadas de muchos edificios de Santiago y Valparaiso se decoran con elementos y formas propiamente Art Deco. Como parte de este impulso a la modernidad en el diseño, se instala en nuestro país en ese entonces, una sucursal de la prestigiosa Casa Gath & Chávez de Buenos Aires, casa comercial en sociedad con Harrod´s de Londres, la cual trajo la importación a Chile de objetos y estilos de arte europeo así como el gusto por la moda de aquel entonces.

Este refinamiento y diseño suntuoso invade también los espacios interiores de las grandes casas y mansiones de la Ciudad. Piezas de cristal algunas de diseño Lalique y Daum, como floreros, perfumeros, jarrones y lámparas decoran tocadores, baños y salas. Asimismo, servicios de té en plaqué y mobiliario constituyen hermosas piezas decorativas de este estilo en la vida cotidiana. Los accesorios personales no estuvieron exentos, por lo que encontramos piezas de exquisito diseño Art Deco como polveras, neceser, bolsos de noche con aplicaciones de pedrería y cristal o piedras semipreciosas y, joyería fina y bisutería. Entre estos últimos, broches, relojes de pulsera y aros colgantes y alargados, como una forma característica del estilo.

Por | 2018-06-16T17:49:05+00:00 noviembre 28th, 2017|Antigüedades|Sin comentarios